Consejos para dormir bien

Tips para dormir mejor





Alimentación saludable, beber mucha agua y dormir lo suficiente son tres premisas esenciales para que sentirse bien. Claro que nos afectan las cosas tan importantes como en trabajo, relaciones personales, que se nos haya estropeado el coche, o que una amiga se “olvide” de invitarnos a su fiesta… Si nos ponemos a enumerar todo lo que puede influir en nuestro equilibrio emocional, nunca acabamos. Pero estoy hablando de la base de nuestro bienestar fisiológico, que en realidad tampoco necesita tanto, solo esas tres premisas. Resulta que a veces nos olvidamos de lo importante que es el sueño, lo sacrificamos para arrancarle a la vida una hora más de trabajo o de diversión, lo que acaba dejando huella en nuestra salud y, por consiguiente, la calidad de vida. Los estudios demuestran que la falta del sueño o patrón de sueño desordenado, están vinculados a comer en exceso y la obesidad. Mientras una noche de sueño ininterrumpido ayuda a nuestro cuerpo a sanarse y abastecerse de energía necesaria para dar lo mejor de sí el día siguiente.

Aunque a veces no podemos controlar todos los factores que influyen en la calidad y cantidad de nuestro sueño, hay otras cosas dentro de nuestra zona de control que nos ayudarán a conseguir el mejor sueño posible en una noche cualquiera:

1. Asegúrate de dormir a oscuras

La luz de pantalla de televisor u ordenador, la iluminación de una farola que entra por la ventana – todas son unas señales de mantenerse despierto para el cuerpo. A simples rasgos, esto funciona así: para conciliar sueño, necesitamos una hormona – melatonina, que es generada por la glándula pineal. pero solo cuando cae el sol. A menos oscuridad, menos melatonina, menos sueño tendremos. La mala noticia es que la falta de melatonina no solo trae problemas con el sueño, también puede acarrear enfermedades tan serias como diabetes, cáncer o cardiopatías. Así que ya sabes, para dormir mejor, elimina cualquier fuente de luz. Eso también va a por las luces nocturnas que solemos dejar en las habitaciones de los niños! Creo que sobra insistir en la importancia de dormir bien para los niños.



2. Hablando de la electrónica, trata de desconectarte al menos una hora antes de ir a la cama

Me temo que eso incluye el teléfono (si lo necesitas para las emergencias, mantenlo encendido pero en otra estancia de la casa). Consultar el correo electrónico o dar una vuelta por Facebook justo antes de acostarte mantiene tu mente activa y te llevará más tiempo quedarte dormida. Sé que esto es difícil y no siempre es factible hacerlo, pero si tienes problemas de sueño, tienes que intentarlo.

3. Establece una rutina para dormir

Es lo que recomiendan los pediatras para los niños traviesos, pero también nos vale a los adultos. Ir a la cama a la misma hora todas las noches y seguir una rutina antes de apagar la luz. Eso puede incluir una ducha o un baño relajante, dar un beso a tus hijos, comprobar si la puerta de entrada está bien cerrada, o leer un libro en la cama. Invéntate un ritual y síguelo cada noche para dormir mejor.



4. Si puede esperar hasta mañana, que espere

Con eso, quiero decir que no deberías iniciar una conversación emocional o complicada, o ambas cosas, justo antes de irte a dormir. Primero, porque te va a mantener despierta durante la conversación – y posiblemente más tiempo, porque estarás pensando en el resultado. Segundo, el cansancio hará más frágil tu equilibrio emocional y puede afectar tu forma de expresarte y acabar peor de lo que podría ser si abordaras el tema con la mente fresca al día siguiente. Otro truco para relajarte antes de dormir, es tener un bloc de notas y un bolígrafo en tu mesilla de noche donde apuntar esa idea o ese pensamiento que ronda por tu cabeza y no te deja dormir. “Apárcala” en el papel hasta mañana y a dormir!

5. La almohada es importante

 

Dedica el tiempo y los recursos necesarios a comprar una almohada que te resulte muy pero que muy cómoda. Si no aciertas a la primera, asume que tendrás que gastar el dinero para probar otro material de relleno u otra forma de almohada. La tensión se acumula durante el día en tus cervicales, si además no se relajan debidamente durante la noche, mal vamos.

 

6. Levántate a la misma hora cada mañana

Si sigues los consejos para dormir mejor de arriba, te será fácil!

¿Cuál es tu ritual antes de dormir? Compártelo con nosotras en los comentarios!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *