Mi bebé respira raro

Mi bebé respira raro!





Aprende qué sonidos son normales y cuáles no tanto durante el sueño de tu bebé.

Los padres tienden a preocuparse por todo cuando se trata de un bebé recién nacido, sobre todo si es su primero. Pero, asomarse a la cuna donde duerme su bebé cada vez que emita un sonido nuevo resulta ser agotador, igual que innecesario. El sueño de los bebés suele ser bastante ruidoso, parece increíble la cantidad de sonidos diferentes que es capaz de producir un cosita tan pequeña! Si saltes de la cama cada vez que escuches un ruido raro de la cuna, pasarás muchas noches en vela, así que vamos a echar un vistazo a los ruidos normales y no tan normales propios de un bebé dormido para que puedas descansar algo más.
Respiración irregular, pausas cortas entre inhalaciones y exhalaciones, e incluso sonidos extraños raramente son señal para preocuparse. En la mayoría de los casos se debe a que el centro de control de la respiración en el cerebro del bebé aún no está completamente desarrollado.

Los sonidos normales que emite la mayoría de los bebés mientras duerme:

  • Silbilancias. Bebés sanos respiran por la nariz, que es muy pequeña todavía. Si a eso le agregamos un moco o algún resto de leche, por pequeño que sea, el paso de la respiración se vuelve aún más estrecho, lo que causa el silbido.
  • Estertor o ronquidos: un poco de mucosidad en la nariz de tu bebé puede provocar ese confuso sonido. Un lavado de fosas nasales o el aspirador nasal pueden ser la solución si te parece que al bebé le cuesta respirar.
  • Carraspeo: tranquila, tu pequeño se está aclarando la garganta.
  • Profundo sonido áspero: puede tratarse de una condición inofensiva llamada traqueomalacia congénita, ocurre cuando el cartílago de la tráquea no acaba de desarrollarse y los tejidos de la tráquea son flexibles en lugar de rígidas, lo que puede ser causa de un ruido chirriante que emite el bebé mientras duerma boca arriba.

336×280









Sonidos raros mientras tu bebé está dormido, que deberían preocuparte:

Aviso YoGuapa.com consejos de belleza

  • Respiración rápida y dificultosa: cuenta las respiraciones por minuto, no deberían sobrepasar 70. Además, esa tendencia debería ser continuada, si es puntual puede tratarse de una agitación sin importancia durante el sueño.
  • Pobre alimentación: la dificultad respiratoria a menudo va acompañada de la disminución del apetito. No es exactamente un “ruido raro”, pero si el bebé respira mal por una rinitis (mocos), aunque eso sea inofensivo, vigila la cantidad de alimento que ingiere (la frecuencia y duración de tomas si toma el pecho), si come menos, toma medidas para liberar su nariz de mocos y mejorar la respiración, por ende y la alimentación.
  • Fosas nasales: si las fosas nasales de tu bebé aletean mientras respira, es un indicador de que está empleando un mayor esfuerzo para respirar. Averigua la causa.
  • Retracciones: Puedes ver los músculos en el pecho y el cuello de su bebé que entran y salen profundamente como respiran.
  • Otra señal de la respiración dificultosa son retracciones intercostales (la piel del abdomen entre las costillas se hunde al respirar).

Siempre recuerda que si tienes cualquier preocupación acerca de la respiración de tu bebé, pide una cita para ver a su pediatra.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *