Cómo elegir protector solar perfecto para ti



Protector solar adecuado te protege de las quemaduras del sol, manchas oscuras e incluso cáncer de piel



 

Se aproximan las vacaciones en la playa? Trabajas muchas horas al aire libre expuesta al sol? Ya sabemos que la luz del sol que nos da vida, también nos puede perjudicar: nos causa arrugas o manchas en la piel, reseca la piel, provoca enfermedades de piel graves. Gracias a las campañas informativas, tenemos muy presentes esos riesgos de la exposición al sol, ahora, cómo elegir la protección solar perfecta para tus necesidades? En la tienda o en la farmacia vemos decenas de tipos de cremas, sprays protectores del sol, cuál es el correcto? Son los protectores solares la mejor forma de proteger nuestra piel del sol?

Reglas básicas para prevenir daños al exponerte al sol

Hay algunas normas básicas a seguir para mantener tu piel sana y protegida de los rayos del sol:

  • Utiliza un protector solar de amplio espectro que proteja contra los rayos UVA y UVB todos los días del año. Debe tener un factor de protección solar (SPF) de al menos 30.
  • Procura no exponerte al sol a la franja horaria entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando los rayos UVB son más fuertes. Si no puedes evitarlo, protege tu piel con las medidas que mencionamos al final del artículo.
  • Vuelve a aplicar el protector solar al menos cada 2 horas, y más a menudo si estás nadando o sudando mucho.
  • Usa un sombrero de ala ancha, gafas de sol que bloqueen los rayos UVA y UVB y ropa para cubrir la piel expuesta al sol.

Todo sobre la protección solar

Existen diferentes tipos de filtros solares con diferentes ingredientes y niveles de protección. Pero sea cual sea el que elijas, ten en cuenta que el mejor protector solar es el que realmente usas y no lo llevas olvidado en el bolso.
Las características más destacadas de los protectores solares:

  • Amplio espectro. Esto significa que un producto ayuda a filtrar dos tipos de luz solar: UVA, que causa daños como líneas finas y arrugas y puede provocar el cáncer de piel, y UVB, que causa quemaduras y también es capaz de provocar el cáncer de piel. Cualquier protector solar que compres, debería llevar este término en la etiqueta de su recipiente.
  • Resistente al agua. Los protectores solares resistentes al agua seguirán protegiendo tu piel durante 40 a 80 minutos después de mojarse. Cada producto tiene su propio nivel de resistencia al agua, así que lea las etiquetas y siga las instrucciones en cuanto a la frecuencia con la que volver a aplicarlo.
  • Factor de protección solar (SPF). Esta es una medida de la capacidad del protector solar de filtrar los rayos UVB. Cuanto mayor sea el SPF, más protección ofrece generalmente de las quemaduras solares. El SPF de tu protector solar debería ser al menos 30, e independientemente de su SPF, tienes que volver a aplicarlo por lo menos cada 2 horas.
  • Forma de aplicación de protector solar. En el mercado existen numerosos tipos de protectores solares: las toallitas, los polvos, incluso los champús. Ante la duda sobre su eficacia, aconsejamos comprar un protector solar tradicional, en crema. Los protectores solares en spray son igual de eficaces y su aplicación es más cómoda, no obstante, existe alto riesgo de inhalarlo, lo cual puede ser riesgoso, sobre todo para los niños. Si te decantas por un spray, no lo pulverices en la cara, rocíalo en tus manos y luego aplica en a cara.
  • Ingredientes del protector solar. Actualmente existen 17 ingredientes activos aprobados para el uso en protectores solares. A lo largo de los años, se han planteado dudas sobre la seguridad de algunos ingredientes comunes, como la oxibenzona. Pero la prevención de quemaduras solares y cáncer de piel superan cualquier preocupación no probada sobre los riesgos para la salud. La Fundación del Cáncer de la Piel también dice que los ingredientes son seguros y efectivos cuando se usan según las indicaciones.
  • Quién debe usar protector solar. Todo el mundo quien supera los 6 meses de edad. Los bebés de menos de 6 meses no deberían exponerse al sol.
  • La protección solar caduca! Busca la fecha de caducidad en el recipiente de tu protector solar tenla muy en cuenta. Los protectores solares pierden su eficacia pasada la fecha de caducidad, e incluso pueden volverse nocivos para tu salud.

 





Otras maneras de proteger tu piel del sol

  • Sombra. La sombra nos protege más del calor que de los rayos solares. Los rayos UVB pueden rebotar de arena, agua, asfalto u otra superficie, por lo que sentarse bajo un paraguas o un árbol no ofrece protección total contra el sol. Cuanto más grande sea el paraguas o más densas sean las hojas del árbol, mejor. No confíes solo en la sombra para protegerte, usa otros métodos adicionales
  • Sombreros. Sombreros con ala ancha redonda, ayudará a proteger el cabello, la cara y parcialmente el cuello, pero su factor de protección solar es igual o alrededor de un 5. Lo cual no es suficiente para estar completamente a salvo, usa los métodos adicionales.
  • Ropa. Nuestra ropa es la mejor protección del sol! Y cuanta más piel esté cubierta, mejor. Tejidos tupidos, firmemente tejidos como algodón o spandex filtran más rayos ultravioleta que telas del “tejido abierto” como lino. Las ropas más oscuras también bloquean más rayos que los más ligeros. Si te ves obligada a pasar muchas horas al sol, considera invertir en ropa con UPF (factor de protección ultravioleta). Para ponerte un ejemplo, una camiseta blanca de lino tiene UPF 5, mientras que una camiseta hecha especialmente para el uso al aire libre, puede tener UPF de 50 o más.

Ropa con protección solar:

Lista para comprar tu protector solar? Echa un vistazo a las mejores ofertas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *